¡Bienvenido a un espacio, tu espacio de crecimiento!

Consciencia de la Muerte a partir del Amor a la Vida

11 de abril de 2018

Consciencia de la Muerte a partir del Amor a la Vida

La realidad de que en algún momento y de manera irremediable tendremos una muerte física, llega a ser tan atemorizante en la vida de las personas, que tradicionalmente a lo largo de la historia de la humanidad, se ha optado por generar infinidad de comportamientos y de creencias para atenuar o manipular el miedo natural a la muerte o de “morir en vida” por enfermedades como la demencia senil y el Alzheimer, entre otras, que nos ocasionan perder las maravillas infinitas que podemos hacer estando vivos.

Un ejemplo de situación extrema de manipulación en algunas tradiciones culturales es cuando promueven incrementar el miedo a la muerte para controlar a la población como los países en donde existe la pena capital provocando la muerte al castigado.

El miedo con Consciencia de la Muerte a partir del Amor a la Vida puede tener infinidad de repercusiones funcionales, como pueden ser el autocuidado de la persona en su salud física y emocional a lo largo de su vida; el cuidar y atender a sus seres queridos; el crear y mantener sus diversas motivaciones cotidianas y a largo plazo, mismas que le dan un sentido a su vida durante el día a día aun en los momentos existenciales difíciles o dolorosos; el darse tiempo para realizar, de vez en vez, introspecciones de su historia de vida para aprender lo que requiera aprender de sus aciertos y de sus errores, para aplicar en el presente estos aprendizajes de vida en cada una de sus acciones en cada uno de los diversos ámbitos de su existencia.

En el caso de tener hijos, amistades o familiares que por su corta edad o edad avanzada dependan emocional o económicamente de la persona, se precisa construir tanto un patrimonio económico como un patrimonio de principios éticos que les permita vivir su vida con la mayor seguridad y confianza posibles. Es importante asentar que muchos padres, en su afán de proteger a sus hijos, les llegan a generar un significativo respaldo económico sin una sólida estructura ética existencial, que en lugar de hacerlos guerreros fuertes, responsables y amorosos con sus vidas y con su entorno, los hacen débiles y vulnerables ante las vicisitudes naturales durante el Ir Siendo en sus vidas.

Otra forma funcional de la Consciencia de la Muerte a partir del Amor a la Vida es cuando la persona desea dejar un legado de sus aprendizajes de vida a sus seres queridos o a la humanidad en general y seguir existiendo vivo después de su muerte física, permaneciendo presente en la Consciencia de los demás a lo largo del tiempo.

El miedo a la muerte también genera repercusiones disfuncionales en infinidad de creencias, actitudes y comportamientos en los seres humanos, como la negación consciente o inconsciente de que somos mortales, viviendo sin pensar ni actuar en un autocuidado; como el construir contextos favorables para el desarrollo de comportamientos autodestructivos y para el consumo de sustancias tóxicas o adictivas, pretendiendo anestesiar el dolor existencial y pudiendo provocar una muerte prematura; como el no enfrentar ni afrontar las situaciones adversas de la vida, generando así una mayor duración e intensidad en el sufrimiento; como el vivir simplemente por vivir o ateniéndose a vivir para respirar en lugar de respirar para vivir, desperdiciando la Consciencia de su vivir, viviendo como muerto en vida sin satisfacciones en el día a día; como ser presa fácil de las necesidades o necedades de los demás al postergar repetitivamente las propias, al igual que los gustos y deseos auténticos de uno mismo; como el construir contextos propicios para vivir y mantenerse en depresiones ociosas, perdiendo el interés de adquirir nuevos conocimientos, convirtiendo cada día en una rutina monótona, aburrida e insatisfactoria, llegando a despertar sin motivación de levantarse ya que su nuevo día sigue siendo la repetición del agobio del día anterior, perdiendo de esta manera la oportunidad de vivir cada día como una real nueva aventura de vida con todos y cada uno de los aprendizajes de vida cuando se vive Fluyendo en Consciencia.

Reprimir disfuncionalmente la energía de vida, por el miedo, incrementa el dolor existencial y hace de la frustración y la insatisfacción una forma cotidiana de vida. En este contexto, frecuentemente se construye una identidad ante uno mismo y ante los demás de autoagresivo y de agresivo e intolerante a la otredad, provocando un rechazo social a la persona y un autoaislamiento, incrementando experiencias traumáticas en su vida. De esta forma se origina un círculo vicioso de agresión y autoagresión.

Asimismo, en el caso de tener bienes materiales y morir intestado(a) o con un testamento no explicado, frecuentemente causa problemas de envidias por la forma del reparto de los bienes, ocasionando graves problemas y violencia intrafamiliar que llevan al distanciamiento o ruptura de los vínculos afectivos. Además, cuando se tienen hijos, amistades o familiares, que por su corta edad o edad avanzada, se encuentren imposibilitados de una autosustentabilidad y dependan emocional y/o económicamente de la persona, se dejan en una situación vulnerable e indefensa.

Para sobrellevar de una forma más fluida y natural toda la circunstancia existencial asociada a la muerte del ser humano, me parece útil el modelo que denominé Ontología de la Congruencia, en el que incorporo siete elementos para la Congruencia. Puedes ver este modelo en formato PDF en la liga: https://humbertopayno.com/pdf/Ontologia-de-la-Congruencia.pdf

Es significativo el manejo de la muerte en otras civilizaciones occidentales como en la holandesa contemporánea, en donde una pareja de 91 años, Nic y Trees Elderhorst, pudieron elegir el suicidio asistido y morir juntos, tomados de la mano, en una forma relajada y amorosa, llegando a expresar su hija: “morir juntos era su deseo más profundo”. Agosto de 2017. https://leopoldomendivil.com/2017/08/15/esta-pareja-holandesa-de-91-anos-eligio-morir-por-eutanasia-y-tomados-de-la-mano/

Ahora bien, ¿cómo vivir la muerte desde la circunstancia existencial de las personas cercanas a quien se encuentra en Etapa Terminal o ya falleció? Las características del proceso de duelo dependen de la identidad del vínculo que la persona y sus sobrevivientes fueron cocontruyendo en vida. Puedes ver con mayor detalle el modelo que denominé Ontología del vínculo con otro ser humano, en formato PDF en la liga: https//humbeertopayno.com/pdf/Ontologia-del-vinculo-con-otro-ser-humano.pdf

Igualmente, la forma en que haya fallecido la persona influye directamente en la manera de vivir el proceso de duelo, por ejemplo una enfermedad larga o de corta duración, un accidente, por medio del suicidio o suicidio asistido o en una situación de asesinato, entre otras. Es decir, si la persona tuvo tiempo de prepararse en su contexto existencial o fue en forma sorpresiva.

En el caso de que la persona se encuentre en un proceso de etapa terminal en una enfermedad crónico degenerativa de larga duración, es importante crear una red de apoyo con la familia elegida (puede integrarse con miembros cercanos a la persona con lazos consanguíneos o no consanguíneos) para apoyarse mutuamente durante todo el tiempo que dure el deterioro progresivo. Dentro de las acciones que pueden realizar los integrantes de la red de apoyo pueden estar: hacer un cronograma de las actividades que el enfermo necesita para mantener un alto grado de bienestar físico y emocional, incluyendo las personas que desean responsabilizarse de cada actividad, los días y horas; apoyarse en algún psicoterapeuta en forma independiente del enfermo y en ocasiones con él. En algunos casos es de utilidad el emplear la tecnología contemporánea de videoconferencias por Internet para que puedan participar miembros de la familia elegida que se encuentren físicamente muy lejanos. Puedes ver una forma de abordaje del proceso de muerte en el texto que denominé EL VIH SIDA Y LA PSICOTERAPIA GESTALT. Hay partes de este modelo que son replicables, en su esencia, a otros padecimientos: https://humbertopayno.com/pdf/VIH-SIDA-y-Psicoterapia-Gestalt.pdf

Cuando la persona fallece repentinamente, se genera un verdadero torbellino emocional en quien tienen un vínculo afectivo cercano, tanto por la pérdida del ser querido como por el reconocer que también se es mortal y que igualmente se puede fallecer súbitamente por el mismo motivo o algún otro, confrontando así toda su vida y su realidad existencial en su conjunto. Los siguientes cuestionamientos son comunes: ¿Cómo va a ser mi forma de morir? ¿Qué he hecho en mi vida? ¿Qué cosas importantes he dejado sin hacer por un motivo u otro? ¿Realmente cuento con una familia elegida? ¿Qué tengo que hacer para construir una familia elegida sólida y comprometida? ¿Me puede ayudar entrar en un proceso de psicoterapia para facilitar mis aprendizajes de vida?, entre otros cuestionamientos.

El tener un mayor grado de Consciencia de la muerte ayuda a vivir el día a día con mayor libertad y habilidad de responder o mayor responsabilidad, para una cotidianidad más satisfactoria o gozosa, a fin de llegar con un alto grado de calidad de vida hasta el último respiro. Les dejo un abrazo con mis mejores deseos para su caminar durante su Ir Siendo en sus vidas.

Humberto Payno

 * Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: Consciencia de la Muerte a partir del Amor a la vida

Imprimir

Plasticidad Existencial

9 de marzo de 2018

Plasticidad Existencial

Denomino como Plasticidad Existencial a la capacidad creativa de adaptación para interactuar en diversos contextos sin dejar de Ser todo lo significativo de uno mismo.

Humberto Payno

Imprimir

Inicio, Final y Consciencia en el tiempo

26 de febrero de 2018

Inicio, Final y Consciencia en el tiempo

Casi todo tiene un inicio, casi todo tiene un final, la Consciencia individual y la Consciencia colectiva perduran más tiempo.

Los segundos, los minutos, las horas los meses, los años tienen un inicio y un final.

Físicamente las personas tenemos un inicio y tenemos un final que acaba con la muerte y permanecemos más tiempo en la Consciencia individual de otros y en la Consciencia colectiva de una u otra forma.

Las especies de plantas y animales han venido teniendo un inicio y un final en el proceso de sus evoluciones o extinciones, incluyendo al mismo ser humano.

Las ideas y hallazgos de muchos seres humanos tienen un inicio y un final. Ante la Ansiedad que genera la incertidumbre de todo lo inherente a la Muerte y, a la Esperanza y deseo gozoso de tener una mayor permanencia, se han venido haciendo obra científica, literaria o artística entre otras formas de tratar de permanecer mayor tiempo en la Consciencia individual y colectiva. Un maravilloso ejemplo de estos comportamientos son los hallazgos hechos recientemente en las cuevas marinas en la zona de Yucatán con una antigüedad mayor a 10 mil años.

Las relaciones contextuales familiares, escolares, laborales, de vecindazgo y aún en los vínculos afectivos tienen un inicio y un final que acaban con los cambios contextuales o con la muerte misma de las personas. En muchas ocasiones permanecen en la Consciencia individual o en la colectiva.

En todo esto, es una maravillosa realidad el tener la Libertad de ir eligiendo la actitud sobre el cómo ir viviendo los acontecimientos de la vida. También es importante para el ejercicio de esta Libertad en el actuar cotidiano el tener el mayor grado de Consciencia posible de nuestra cambiante Circunstancia Existencial y de la forma en que elegimos incidir en ella.

Abrazo grande con mis mejores deseos,

Humberto Payno

 * Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: Inicio, Final y Consciencia en el tiempo

Imprimir

Sabiduría inadvertida

18 de febrero de 2018

Sabiduría inadvertida

Desafortunadamente muchos eventos frecuentes o cotidianos hacen que nuestra capacidad de percepción y de asombro disminuya o se pierda, generando así el fenómeno social que se está nombrando como “Normalización”.

Ya se está perdiendo el asombro cuando hay un tiroteo por un individuo o por un grupo armado generando una masacre; cuando hay un terremoto o sismo generando infinidad de pérdidas humanas y se compara con otro de mayores consecuencias; cuando hay un atentado terrorista y se compara con otro que afectó a una comunidad más cercana a uno; cuando hay un acto de corrupción e impunidad significativo y se compara con otro de mayor grado de cinismo; entre muchos otros ejemplos desafortunados.

Algo similar también acontece con los maravillosos eventos ejemplares abundantes de sabiduría milenaria que acontece constantemente en la Naturaleza.

Me refiero en esta ocasión en forma breve, a todo el inmenso acontecer de las Estaciones de cada año. En estas fotografías de un Ciruelo, trato de captar tan sólo un instante de la majestuosa sabiduría de la Naturaleza normalmente inadvertida en la Consciencia de los seres humanos.

   

 Invierno.- El Ciruelo ha soltado todas sus hojas para concentrar toda su energía para sobrevivir la sequía propia de esta temporada y las temperaturas gélidas. En forma similar, los humanos tenemos una necesidad de “recogimiento” o de introspección durante los períodos de Crisis Existencial como un acto natural de sobrevivencia y aprendizajes significativos para ponerlos en práctica en el Futuro que en algún momento inevitablemente será Presente.

 Primavera.- Con la energía guardada durante el invierno, con las condiciones ambientales o existenciales más favorables y desde lo que llamo La Verdadera Naturaleza (puedes ver este concepto con mayor detalle en la liga https://www.humbertopayno.com/Tu Verdadera Naturaleza.pdf), se empiezan a producir los Botones de las flores que generarán nuevos frutos. En forma similar, en los seres humanos tendremos nuevos conocimientos y experiencia de vida para aplicarlos en la siguiente etapa de la Aventura de la Vida. En el caminar de lo que le llamo: durante el Ir Siendo en los senderos de nuestras vidas.

 Verano.- El Ciruelo ya soltó sus frutos y está en un reverdecimiento maduro. En forma similar los seres humanos estamos disfrutando los resultados de nuestros frutos generados en etapas anteriores de nuestro individual y colectivo Ir Siendo en la vida.

 Otoño.- El Ciruelo suelta sus hojas en forma natural, sin apegos ni sufrimiento existencial preparándose para una nueva etapa de su vida, para ir construyendo un Vacío Fértil para un nuevo Futuro. En forma similar, los humanos tenemos la capacidad de soltar todo aquello que ya no nos es necesario seguir cargando ociosamente con un desgaste físico, emocional y hasta económico cuando no tenemos un alto grado de Consciencia de distinguir sobre lo que hay que cuidar y conservar de lo que toca que desapegarse y soltar temporal o definitivamente.

Es recomendable hacerse uno a sí mismo las siguientes preguntas introspectivas: ¿En cuál Estación Emocional me encuentro?, ¿Inverno, Primavera, Verano, Otoño? Para reconocer con un mayor grado de Consciencia las características de la Circunstancia Existencial que uno está viviendo. Estas preguntas se las puede uno hacer de vez en vez a lo largo del día o de la semana o bien, durante el tiempo que dure un proceso de vida como cuando uno sale de vacaciones o durante un Duelo o durante un encuentro o desencuentro afectivo, entre otras situaciones importantes de la vida.

Les dejo un abrazo con mis mejores deseos para su caminar durante su Ir Siendo en sus vidas.

Humberto Payno

 * Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: Sabiduría inadvertida

Imprimir

El Amor y la Amistad a mi manera

14 de febrero de 2018

El Amor y la Amistad a mi manera

La expresión del Amor y la Amistad es algo que me hace recordar a un dicho que seguramente surgió varios siglos antes del descubrimiento y uso de la energía eléctrica, los focos y se utilizaban las velas para iluminar los espacios deseados. Me refiero al dicho que dice “Ni tanto que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre”.

Si bien la capacidad y posibilidad de expresar el Amor y la Amistad nutre gozosamente a quien lo manifiesta como a quien lo recibe, resulta que en demasiada frecuencia, intensidad y duración llega a empalagar al Ser que lo recibe y a perder el profundo gozo de quien lo expresa si se hace en forma rutinaria.

Por lo que la forma de la expresión de estos sentimientos y reafirmación del tipo de vínculo afectivo que se tiene con otro ser humano o Ser Sintiente, tiene algunas similitudes a la Creatividad durante la creación artística y a la Empatía durante las interacciones nutricias.

Me refiero a la Empatía como cuando digo “La Empatía permite una bella danza de la Consciencia en los vínculos afectivos cuando una amplia percepción va y viene al otro y a uno mismo”. En estos contextos, deseo aprovechar la parte positiva del ritual asociado en estas fechas a conmemorar el Amor y la Amistad, no para obsequiar objetos mercantiles, sino para reafirmar el Amor, Amistad y Gratitud. Elementos con los que he tratado de ir coconstruyendo mi Circunstancia Existencial a lo largo de mis 66 años: tanto a mí por haber sido un afortunado y guerrero sobrevivente de infinidad de eventos dando por resultado vivir mi vida con altos grados de satisfacción gozosa en forma cotidiana, como también querer expresar y reafirmar mi Amor, Amistad y Gratitud a todos los Seres maravillosos y a cada uno en lo particular, que he tenido la fortuna de ir conociendo a lo largo de toda la diversa Existencialidad que he vivido a lo largo de mi vida.

Reciban un gran abrazo gozoso con profunda gratitud y mis mejores deseos.

Humberto Payno

 * Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: El Amor y la Amistad a mi manera

Imprimir