¡Bienvenido a un espacio, tu espacio de crecimiento!

El ritmo del Encuentro con Uno mismo, con el Otro y con la Otredad

3 de noviembre de 2020

El ritmo del Encuentro

con Uno mismo, con el Otro y con la Otredad

Hay vínculos significativos en la vida de cada ser humano que inciden en forma intensa en su Ser o como frecuentemente digo: en su Ir Siendo, ya que todos estamos en permanente transformación. Esto, aunque no tengamos un alto grado de Consciencia de todo lo que estamos viviendo en nuestro interior y durante todas las interacciones que estamos teniendo con los demás. Me refiero a todo el acontecer existencial dentro de uno mismo, durante el encuentro con otro ser humano y con todo el entorno a lo largo del tiempo, a lo largo de la vida.

Le llamo Uno mismo a todo lo que tenemos en forma consciente e inconsciente sobre uno mismo. Por lo que al tener un encuentro con Uno mismo es tanto el poder ver, reflexionar, reafirmar, transformar la autoimagen, como el descubrir las potencialidades y las limitaciones poco conscientes o inconscientes que vamos teniendo sobre toda nuestra infinita Circunstancia existencial.

Por Circunstancia existencial de la persona me refiero a todo lo que le ha pasado en su historia, a lo que está viviendo en el presente y a lo que espera en el presente de su futuro. Esto, en todos los ámbitos de su vida. Concretamente en el entorno familiar, el social, el de su salud y otros, todos ellos con sus respectivas influencias culturales. Una persona es mucho más de lo que podemos percibir en ella desde una mirada momentánea en el presente, como si tan sólo le tomásemos tan sólo una fotografía a color de ella. Realmente una persona está siendo en el presente el resultado de infinidad de aspectos y situaciones interactuantes en constante renovación, tanto en los planos físicos, como emocionales y mentales.

Llamo el Otro al otro ser humano con el que estoy construyendo y coconstruyendo un vínculo significativo.

Me refiero como la Otredad a todo aquello que no es Uno mismo en forma directa. Por ejemplo, el entorno, la cultura y la historia de la sociedad o comunidades a las que uno pertenezca.

Escenarios 1A o 1B:

Parte funcional. – Al estar una persona en estos escenarios en donde su atención se focaliza en Uno mismo, le puede ayudar a estudiar; a reflexionar sobre lo que desea y no desea en su vida; a realizar ejercicios individuales; a aprender a relacionarse con la parte saludable de la soledad; a observar a el Otro a una distancia que le permita reconocerlo y verlo con cierto grado de objetividad; asimismo, le puede ayudar a extrañar sanamente a el Otro y desear un acercamiento. Lo anterior, entre otros aspectos.

Parte disfuncional. – Al estar durante distantes Uno de el Otro durante tiempo excesivo puede irse desvaneciendo el vínculo afectivo, acostumbrarse a no estar cercanos y satisfacer el gusto y gozo de estar juntos de otras formas; también puede gestarse la parte desagradable del sentimiento de soledad y un terreno fértil a la depresión; a veces el aislamiento exagerado de el Otro y de la sociedad, puede llevar a estados emocionales de ansiedad, angustia y, en algunas ocasiones, al consumo de sustancias o comportamientos adictivos pretendiendo anestesiar un dolor existencial del sentimiento de la soledad desagradable.

En ambos escenarios siempre estará presente la interacción con la Otredad.

 

Escenarios 2(A<-B) o 2(A->B) Cuando Uno va al encuentro de el Otro:

Parte funcional. – La persona “encontrada” se siente atendida, reconocida, cuidada, vista. mientras que la persona que va al encuentro se siente útil, proactiva, creativa. Se genera un espacio fértil para la comunicación; para el intercambio de ideas y experiencias de vida, respetando el espacio vital de el Otro y de Uno mismo.

Parte disfuncional. – Cuando la presencia de Uno con el Otro es demasiada y desborda su espacio en soledad funcional o deseado, el Otro se puede sentir invadido y perturbado por la presencia excesiva de Uno.

En ambos escenarios siempre estará presente la interacción con la Otredad.

 

Escenario 3 (AB) Cuando ambos miembros del vínculo están intensamente cercanos, focalizados mutuamente Uno con el Otro:

Parte funcional. – Ambos miembros del vínculo significativo se sienten en pertenencia; estimulan la confianza recíproca en interacciones y diálogos íntimos; viven el gozo en plenitud o al menos están coconstruyendo un terreno propicio para ello; se fortalece la seguridad de Uno con el Otro y consigo mismos; pueden generarse complicidades gozosas y nutricias, entre otros aspectos mutuamente satisfactorios, como suele decirse "hoy por ti, mañana por mí" o bien "hoy por ambos".

Parte disfuncional. – Cuando el tiempo de este encuentro cercano intenso llega a ser demasiado extenso para Uno, para el Otro o para ambos, en especial por alguna circunstancia externa que no dependa de ellos, como llega a suceder por el confinamiento obligado por el COVID-19, pueden tener sentimientos de invasión, de “asfixia existencial”; también puede ser que alguno de los miembros ya haya satisfecho su necesidad de cercanía intensa y necesite un espacio, como se dice coloquialmente “necesito un poco de aire”, lo cual no necesariamente significa que no quiera o no ame a el Otro.

En este escenario también siempre estará presente la interacción con la Otredad.

 

El Ritmo del Encuentro:

Cabe precisar que el acercarse o el distanciarse no necesariamente es una cuestión de espacio físico. Pueden estar en la misma habitación o en la misma casa o de alguna forma diferente. Me refiero al entorno o ámbito o tema donde se este focalizando la atención o la interacción. Puede ser una interacción física o mediante mensajes o llamadas telefónicas o por medio de videollamadas, entre otras formas.

Lo ideal es que ambos miembros del vínculo significativo estén necesitando al mismo tiempo la cercanía o la distancia entre Uno de el Otro. En este caso, no hay ningún problema de llegar a un común acuerdo de acercarse o distanciarse tanto como ambos lo requieran.

Realistamente, no siempre ambos integrantes del vínculo están con el mismo deseo de cercanía o de distancia. Por lo que es muy importante cuando el deseo de un “espacio existencial” es distinto, expresarlo con el cuidado adecuado precisando que ese espacio no es por falta de cariño o de amor, cuando así sea su necesidad. En el caso de que ya no esté presente o se esté desvaneciendo el deseo de cercanía por periodos de tiempo largos, posiblemente sea el momento oportuno de asistir a un proceso de psicoterapia de pareja o de psicoterapia de vínculo afectivo.

Me refiero como encuentro con la Otredad a las interacciones con el entorno que no son de Uno con Uno mismo o de Uno con el Otro pero que el entorno está incidiendo en Uno y en el Otro y viceversa. Preciso como Otredad a todo aquello que no es Uno mismo en forma directa en los ámbitos corporal, emocional y mental. Siguiendo el pensamiento de que todo incide en Uno y Uno incide en todo de alguna u otra forma. Algunos ejemplos de esto:

En lo Corporal. –El aire en algunas regiones del planeta contiene partículas de metales pesados como el plomo y al respirarlo las incorporamos a nuestro cuerpo. También los seres humanos generalmente contaminamos el medio ambiente con nuestra forma de vivir.

En lo Emocional. – Si emocionalmente estamos relajados y entramos a un recinto donde todos se están riendo, posiblemente expresemos una sonrisa y sin saber el motivo de sus risas. Si ingresamos a un lugar donde todos están tranquilos y nosotros entramos en un estado emocional de pánico, afectamos la tranquilidad de los demás. A este fenómeno le llamo Resonancia emocional.

En lo Mental. – Si una persona nace en un entorno de personas dedicadas a las artes plásticas, es probable que le guste crecer en ese ambiente social. Asimismo, un actor incide en el público con su comportamiento. Para profundizar un poco más en el tema de la construcción de las Creencias inherentes al ámbito Mental, léase el texto que titulé Las Creencias son como el aire en: https://www.humbertopayno.com/es/compartiendo-reflexiones/reflexiones/93-las-creencias-son-como-el-aire

El escrito que titulé Ontología del Vínculo con otro ser humano, puede ayudarles a mejorar la calidad y la calidez de su vínculo afectivo. Se encuentra en: https://www.humbertopayno.com/es/compartiendo-reflexiones/modelos-psicoterapeuticos/30-ontologia-del-vinculo-con-otro-ser-humano 

El reconocer mutuamente la necesidad auténtica de Uno y de el Otro de cercanía o distancia de el Otro o bien con la Otredad, es vital para una relación satisfactoria y mutuamente nutricia. Es natural la necesidad de este “movimiento existencial”, lo que denomino El Ritmo del Encuentro con Uno, con el Otro y con la Otredad.

Abrazo grande con mis mejores deseos,

Humberto Payno 

 * Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: El ritmo del Encuentro con Uno mismo, con el Otro y con la Otredad

Imprimir

Tu Verdadera Naturaleza

Lunes 9 de octubre de 2017

Tu Verdadera Naturaleza

Pienso que algunas de las preguntas que los seres humanos nos hemos venido haciendo a lo largo de los tiempos son: ¿Qué somos?, ¿Quiénes somos?, ¿Qué es lo que realmente es de uno?, ¿Qué tanto mis pensamientos, mis sentimientos y valores son originados por mí o son determinados o influenciados por mi entorno? Dentro de este tipo de interrogantes también se desprende el cuestionamiento sobre ¿Cuál es mi Verdadera Naturaleza como ser humano, como ser único y como ser social interactuando en diversas comunidades?

Sobre estas interrogantes, entre otras, son temas que a lo largo de mi vida han venido siendo de mi interés de investigación, observación y aprendizaje en diferentes ámbitos. Por ejemplo en talleres, en lecturas, en diplomados, en congresos y principalmente en mi campo profesional como psicoterapeuta.

Al estar trabajando con una persona durante una sesión de psicoterapia individual, la persona tenía cierto grado de duda sobre como responder ante una situación delicada de su vida.

Después de procesar parte de sus inquietudes y percibiendo su gran sabiduría como un ser en permanente transformación, con un interés formal y estructurado para expandir su Consciencia, le expresé algo similar a lo que escribí en el siguiente Tweet:

@HumbertoPayno: Tu Verdadera Naturaleza es maravillosa al igual que la de todos los seres humanos. Si actúas desde tu Verdadera Naturaleza harás maravillas.

Al publicar este tweet, una amiga me hizo la siguiente pregunta: ¿Cómo descubrir nuestra verdadera naturaleza? Por lo que le expresé lo siguiente esperando también pueda ser de utilidad a quien esté leyendo este texto: “Se han hecho muchas disertaciones sobre qué se entiende por la Verdadera Naturaleza del ser humano y también sobre el cómo descubrirla.

Con relación a qué se entiende por la Verdadera Naturaleza del ser humano, trataré de explicarte en forma breve, desde mi percepción y evidentemente un tanto teórica y utópica: Sería la parte esencial de un ser humano sin las contaminaciones de los diferentes paradigmas aprendidos de sus contextos socioculturales y experiencias traumáticas que van permeando y limitando la expresión e identidad de su Ser a lo largo de su vida. Mismas que van influyendo en su forma de pensar, actuar y sentir. Algo utópico.

Acerca de ¿Cómo descubrir nuestra Verdadera Naturaleza? Habría que ir reconociendo todas aquellas influencias y experiencias traumáticas que hemos ido asimilando en forma inconsciente o con un bajo grado de Consciencia a lo largo de la vida. Simultáneamente y desde el paradigma de que parte de nuestra esencia como "seres sintientes" o seres vivos, es tender hacia un mayor grado de armonía vital como lo hacen las células, tejidos, órganos de nuestro cuerpo, ir descubriendo con el mayor grado de Consciencia posible, todo aquello que pueda ir fortaleciendo nuestra armonía como seres individuales y al mismo tiempo seres sociales, de lo que pueda ir perturbando y erosionando nuestra armonía esencial.

La Naturaleza es una gran Maestra si observamos su comportamiento, como se puede ver en en este árbol de Moringa del siguiente video. De los "descalabros" en la vida se pueden desarrollar muchas fortalezas: https://www.youtube.com/watch?v=CUjHeRcJDHg  

Un ejemplo que nos puede facilitar la comprensión de nuestra Verdadera Naturaleza puede ser a partir de la observación de lo que acontece en nuestro cuerpo cuando ingerimos algún alimento en el que una parte de ese alimento viene contaminado con alguna bacteria no saludable a nuestro organismo. Focalizando la atención en principio a nuestro Sistema Digestivo y a nuestro Sistema Inmunológico, podremos observar que desde sus respectivas naturalezas, buscarán con la mayor armonía factible y en forma simultánea el digerir y asimilar todos los nutrientes posibles, destruir las bacterias tóxicas y eliminar todo aquello que no es necesario para nuestra salud, crecimiento y mantener nuestra calidad de vida. Expulsando todo lo inservible a través de las heces, la orina entre otras formas.

Algo similar acontece a nivel psicológico durante la infinidad de interacciones que vamos teniendo con nosotros mismos y con otras personas en nuestros respectivos entornos ante circunstancias y experiencias nutricias, no tan nutricias y las que francamente tienen un alto grado de toxicidad o llegando a ser "experiencias traumáticas". Todo esto, durante el Ir Siendo de nuestras vidas.

Para facilitar este proceso, existen infinidad de alternativas como las múltiples formas de meditación, los diálogos nutritivos, lecturas, procesos de psicoterapia, entre muchas otras. También te y les comparto un modelo que puede ayudar el cual denominé "Ontología de la Congruencia". Este modelo incorpora siete elementos en la Congruencia y se puede ver en detalle en formato PDF en:

https://humbertopayno.com/pdf/Ontologia-de-la-Congruencia.pdf 

Espero haber respondido un poco tu pregunta y también haber podido generarte nuevas dudas e inquietudes.

Humberto Payno

* Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: Tu Verdadera Naturaleza

Imprimir

Enseñanza ejemplar

25 de julio de 2016

Enseñanza ejemplar

 

Estas imágenes son de un cactus que ha estado en mi espacio durante muchos años. Durante su vida ha sido afectado por muchos cambios climáticos. Agredido por mordeduras de pájaros y ardillas en busca de su alimento, entre otros tipos de agresiones diversas.

Te propongo una dinámica si la deseas:

   - Hazte una pregunta, de acuerdo a la circunstancia existencial en la que actualmente te encuentras.

   - Observa con atención y apertura el comportamiento del cactus en su situación actual derivada de la sabiduría resultante de su evolución como ser vivo, haciendo empatía de ser posible.

   - Obtén "su respuesta" a tu pregunta a partir de su comportamiento al también ser un ser vivo.

     

 

Un abrazo con mis mejores deseos,

Humberto Payno

 * Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: Enseñanza ejemplar

Imprimir

La imposible petición "No me juzgues"

Miércoles 24 de mayo de 2017

La imposible petición “No me juzgues”

Es muy frecuente escuchar que alguna persona le pida a otra persona “No me juzgues”. Sin embargo, una de las características inevitables del ser humano es juzgar a los demás y a uno mismo desde la infancia y a lo largo de toda la vida. Por lo que esta petición resulta una petición imposible de cumplirse.

Les menciono a continuación algunos ejemplos de este comportamiento de lo natural de hacer juicios sobre eventos que vemos o escuchamos:

Vemos el cielo nublado y pensamos que va a llover; oímos que una persona le está hablando fuerte a otra persona y pensamos que está enojada con la otra persona; vemos que la persona con la que estamos dialogando está volteando a otra parte y pensamos que lo que le estoy expresando no le interesa; quedamos de ver a alguien a una hora y esa persona no ha llegado ni hablado por lo que pensamos que uno no le es importante a la otra persona o que la otra persona es alguien irresponsable o irrespetuosa; vemos a alguien que camina deteniéndose de la pared y pensamos que está bastante alcoholizado; escuchamos que un auto chocó contra otro auto a las 3 AM en sábado y pensamos que alguno de los conductores iba ebrio; escuchamos una explosión y pensamos que explotó un tanque de gas; escuchamos una sirena de un vehículo y podemos pensar que hubo un accidente; estos ejemplos entre infinidad de situaciones que acontecen cotidianamente. 

En la cultura que vivimos es habitual el que después de hacer un juicio sobre el evento que vemos o escuchamos, expresemos o hacemos algo en consecuencia al inevitable juicio que hicimos. Los Juicios los hacemos conforme a nuestra Circunstancia existencial en la que nos encontremos. Me refiero como Circunstancia existencial de la persona a todo lo que le ha pasado en su historia, lo que está viviendo en el presente y lo que espera de su futuro. Esto, en todos los ámbitos de su vida: el familiar, el social, el de su salud y otros, todos ellos con sus influencias culturales.

A continuación les presento el Diagrama 1 de 3 en donde ejemplifico este comportamiento acostumbrado.

 

 

A veces podemos acertar en el juicio que hicimos sobre el evento que vimos o escuchamos. Otras veces, podemos equivocarnos. Por lo que siempre es conveniente indagar o corroborar qué tan cierto o equivocado es el juicio que hicimos antes de actuar sólo en consecuencia al juicio que inevitablemente hicimos.

Retomo algunos de los ejemplos que mencioné:

Sobre el caso de una persona que le está hablando fuerte a la otra, puede ser que esté platicando y reproduciendo una situación que vivió con otra persona.

Cuando estoy platicando con otra persona y voltea a otro lado, puede ser que escuchó algo que le llamó la atención sin perder interés sobre lo que le estoy platicando. Si alguien no llega a la hora de la cita establecida, puede ser por diversas causas y no porque uno no le interese ni porque sea irresponsable. Si vemos a alguien que está caminando deteniéndose en la pared, puede ser que tenga algún padecimiento de equilibrio físico como la enfermedad de Ménière. También suelen hacerse juicios a priori sobre algunos comportamientos en hombres y en mujeres de que la persona es homosexual, lesbiana o heterosexual.

A continuación les presento el Diagrama 2 de 3 en donde ejemplifico esta situación.

  

Además de indagar o corroborar qué tan cierto o falso es el juicio que estamos haciendo sobre algún evento que vimos o escuchamos, es beneficioso evaluar conforme a nuestra Circunstancia existencial la mejor respuesta que podamos hacer y con todo ello, tomar la decisión de lo que voy a expresar o hacer conforme al grado de Congruencia que queramos y que podamos tener en ese momento. Pienso puede clarificar esta decisión, los 7 elementos que manejo en la Congruencia en el modelo que denominé Ontología de la Congruencia.

Lo pueden ver en: https://www.humbertopayno.com/pdf/Ontologia-de-la-Congruencia.pdf

A continuación les muestro el Diagrama 3 de 3 en donde sintetizo esta situación.

 

 

En los casos de las interacciones personales es útil evitar algún sentimiento desgastante de molestia, enojo o de frustración ocioso al percatarnos de que le pedimos a alguien que no nos juzgue y en forma inevitable nos juzga. Por lo que es preferible solicitarle “Te agradezco que me digas lo que estás pensando de mí para ver qué tan cierto o falso es tu pensamiento” o bien, sobre los juicios inevitables que uno hace sobre algún evento de la otra persona, preguntarle “¿Esto que estoy pensando qué tan cierto o falso te parece?” y así, poder conocernos mutuamente más e ir generando mayor confianza y armonía en nuestro vínculo. Espero estas reflexiones les puedan ser de utilidad,

Humberto Payno

* Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: La imposible petición "No me Juzgues"

Imprimir

Metapercepción y Consciencia

25 de abril de 2016

Metapercepción y Consciencia

Más allá de la percepción habitual está lo que denomino Metapercepción, la cual favorece un mayor grado de Consciencia de la circunstancia existencial que estamos viviendo en el Aquí y el Ahora.

La Metapercepción es un estado de conciencia que sirve como vehículo para una mayor expansión de Consciencia. Se va formando al tener un alto grado de Consciencia simultáneamente en lo que llamo Tres Radares Internos de Consciencia, mismos que menciono a continuación.

   La consciencia corporal.- Nuestro cuerpo normalmente no sabe mentir. Por medio de diferentes sensaciones corporales nuestro cuerpo nos va diciendo infinidad de mensajes. Por ejemplo si tenemos hambre o sed, aunque en ambos casos se trata de ingerir algo, el mensaje corporal está diferenciado. Es muy diferente la sensación corporal de hambre a la de la sed. Menciono que normalmente nuestro cuerpo no sabe mentir porque a menos de que la persona haya padecido algún evento traumático en su vida, puede cambiar el mensaje real de la sensación corporal. Por ejemplo, si una persona fue objeto de algún tipo de abuso sexual, la persona puede resignificar un mensaje sobre un deseo sexual o erótico-afectivo por alguna otra necesidad distinta al significado del mensaje corporal real, pudiendo transformar el mensaje original por el mensaje de comer o algún otro comportamiento sin satisfacer su necesidad real.

  La consciencia emocional.- De acuerdo con el sentimiento o la emoción que estemos teniendo vamos a ir construyendo un significado de lo que estemos percibiendo de la realidad, tanto de los estímulos de nuestro cuerpo como del mundo exterior. Por ejemplo, si estamos tristes o deprimidos y tenemos un dolor en una muela podemos expresar "sólo esto me faltaba que me pasara en este momento difícil de mi vida", en cambio si estamos contentos y entusiasmados, ante el mismo dolor en una muela podemos expresar "me daré tiempo para ver de inmediato al dentista y continuar con lo que estoy haciendo". También, si vemos una película con algún sentimiento desagradable como el estar triste o deprimido o enojado, me voy a fijar en ciertos aspectos de la película en contraposición a si estoy con sentimientos agradables como si estoy contento, alegre o feliz.

Además y muy importante, los sentimientos y emociones llevan dentro de sí mismos infinidad de mensajes como un manantial inagotable de sabiduría sobre las causas del sentimiento y lo que estamos necesitando en el presente y para el futuro. Cuando es un sentimiento gozoso nos dice que algo está bien y, en caso de un sentimiento no grato, también nos dice que algo necesitamos hacer para salir de ello. Asimismo, cuando un sentimiento o emoción se está manifestando en forma exacerbada corremos el riesgo de perturbar el nivel de nuestra claridad mental sobre su mensaje como en los casos de enamoramiento intenso, pánico, ira, entre otros. Por lo que es fundamental estar con el mayor grado de Consciencia posible sobre el grado de su intensidad y los riesgos en los que podemos estar al disminuir la claridad de nuestros pensamientos-acciones con estos sentimientos en situación exacerbada.

  La consciencia mental.- Nuestros pensamientos están siendo cimentados y construidos de acuerdo con los conocimientos que tengamos conforme a la educación recibida, la cultura a la que pertenezcamos, la sociedad con la que interactuamos, las costumbres y creencias que tengamos, etc. Por ello, expreso que es difícil pensar en una verdad universal y es más fácil hablar de una verdad consensual en el entorno o contexto de los integrantes de la comunidad conocedora del tema que se esté expresando. Sería verdadero un pensamiento para los integrantes de esa comunidad y posiblemente falso para los integrantes de otra comunidad.

Me refiero como Circunstancia existencial de la persona a todo lo que le ha pasado en su historia, lo que está viviendo en el presente y lo que espera de su futuro. Esto, en todos los ámbitos de su vida: el familiar, el social, el de su salud y otros, todos ellos con sus influencias culturales.

A medida en que cada uno de los Tres Radares Internos de Consciencia se encuentre con mayor capacidad y armonía, se beneficiará directamente la capacidad de Metapercepción. La Metapercepción es totalmente subjetiva e individual. Aunque dos personas estén observando un objeto o una situación en el mismo lugar y al mismo tiempo, tendrán una construcción de la idea de lo que están observando similar en algunos aspectos y diferente en otros conforme a su circunstancia existencial histórica y presente.

La Metapercepción es única y verdadera para cada individuo. Cuando hay un alto grado de percepción similar de varios individuos sobre un objeto o situación, podremos expresar que es una verdad consensual.

La Metapercepción es impermanente.- Como consecuencia de que la circunstancia existencial de todos los individuos se va modificando a cada instante, también la Metapercepción es impermanente.

Un alto grado de Metapercepción propicia y fortalece la seguridad y la intuición de la persona consigo misma y en su interacción con el entorno que la rodea al tener mayor claridad y Consciencia de lo que está viviendo, es como "estar más despierto". También ayuda a las personas cuando se encuentran en un estado emocional de desamparo, negación, depresión y baja autoestima al tener mayor Consciencia de sus capacidades y limitaciones para actuar de la mejor manera posible, de acuerdo con su circunstancia.

Para facilitar acceder a la Metapercepción es necesario ir soltando conscientemente la soberbia y menosprecio hacia los demás, desapegarse lo más posible de las creencias y aprendizajes, mismas que van construyendo un modelo de percepción individual que a veces restringe la percepción hacia los demás y hacia uno mismo, tratar de mantenerse exclusivamente como un simple observador o testigo. En ocasiones las creencias petrifican y limitan la capacidad de mantener un alto grado de objetividad durante las observaciones y, en consecuencia, limitan llegar a una Metapercepción.

La Metapercepción ayuda a tener una mayor claridad de la diversidad y las características de las interacciones que se están teniendo entre los elementos existentes dentro del contexto en donde se está focalizando la atención. Es decir, fortalece la Consciencia de la forma dinámica de interactuar entre los elementos existentes en un contexto determinado.

La Metapercepción incrementa la capacidad de visualizar períodos de tiempos amplios por lo que podría decirse que tiene ciertas características de atemporalidad. Facilita el acrecentar la Consciencia de un presente, antecedido por un pasado y seguido de un futuro.

Durante los episodios difíciles de la vida, la Metapercepción ayuda a ir fluyendo con mayor grado de Consciencia para enfrentar y afrontar de la mejor manera posible, lo que está siendo inevitablemente vivir.

Para acceder a la Metapercepción se requiere de voluntad, intención y perseverancia para aumentar el grado de percepción simultánea de toda la circunstancia en la que se esté focalizando la atención. No es frecuente que la Metapercepción aparezca fortuitamente, ya que en la cultura que tenemos convivimos con infinidad de distractores de la Consciencia. El acceso a la Metapercepción podría parecer una paradoja, ya que puede ser difícil si se está disperso y es fácil si realmente se desea o se ejercita en la infinidad de oportunidades que se van presentando durante el Ir Siendo de la vida. Una evidencia que podemos tener de que estamos accediendo a un mayor grado de Metapercepción, es que un mayor grado de Consciencia conlleva ineludiblemente una mayor empatía y compasión con la otredad y con uno mismo.

Humberto Payno

* Si deseas descargar este texto en formato PDF en forma gratuita puedes darle click a: Metapercepción y Consciencia

Imprimir